25 de enero de 2013

Sanchopancesca


Quien mucho piensa (abarca; extensión) poco hace (aprieta; intensión).

Cuando sueño o cuando conduzco, cuando conduzco o cuando sueño, las palabras surgen de manera espontánea, fluida, libre. Cuando me siento, el texto es sedentario, aun el escribir modesto como es el mío, lo que sale es una copia desvaída de lo que fue al inicio. Si el texto es sedentario y urbano, la palabra oral, incluso la que uno a sí mismo se cuenta, es palabra en marcha, el imposible texto nómada que cualquiera de nosotros quiere entregar.